Balística exterior: forma de la trayectoria

17. 04. 26

Calificación del usuario: 0  / 5

Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 

Los proyectiles durante su recorrido, a partir del origen, se encuentran sometidos a tres fuerzas, las cuales, actúan rápidamente, provocando la forma de la trayectoria.

A.-La primera fuerza es la proyección; producida por los gases de la pólvora, dan al proyectil una cierta velocidad, generalmente muy grande (Recordar que la pólvora en su combustión produce una gran cantidad de gases, los cuales actúan violenta y progresivamente detrás del proyectil y dentro del cañón del arma). La acción de estos gases, termina en el momento en que el proyectil abandona el arma.

B.-La segunda fuerza es la acción de la gravedad de la tierra, actúa libremente sobre el proyectil lo atrae hacia el centro del planeta, desde el momento que abandona el cañón del arma. Esta fuerza actúa sobre los cuerpos siempre se ejerce hacia el centro de la tierra.

C.-La tercera fuerza es la resistencia del aire, cuya acción se ejerce en sentido contrario al desplazamiento del proyectil y tiende, por consiguiente a disminuir a velocidad a su alcance.

En la rama descendente la velocidad es siempre inferior a la que el proyectil posee en los puntos correspondientes de la rama ascendente, colocados sobre la misma horizontal, en general puede decirse que la velocidad restante de un proyectil en el punto de caída, siempre es menor que la velocidad inicial.

A.-Para una misma velocidad inicial, el ángulo de tiro corresponde a un alcance dado, siempre es más grande en el aire que en el vacío. Esto quiere decir que, si queremos dar un objetivo situado a una distancia determinada, disparando primero con un arma en el vacío luego en el aire, la inclinación del arma deberá ser menor cuando se dispare en el vacío y mayor cuando se dispare en el aire.

La duración del trayecto par aun alcance dado, es mayor en el aire que en el vacío.

Tensión de la trayectoria

Es importante conocer la tensión de la trayectoria porque en esa forma se confronta la necesidad que existe de aprovechar hasta el máximo cualquier accidente del terreno para protegernos, ya sea durante el reposo, los desplazamientos o el combate.

Una trayectoria es más o menos tensa, según se aproxime más o menos una línea recta, en otras palabras; una trayectoria es más tensa cuando su flecha es menor.

En general se llaman armas de tiro rasante, aquellas cuyas trayectorias son de mayor tensión. En realidad, no hay términos absolutos de comparación. De dos trayectorias rasantes, una puede serlo más que la otra, inversamente; se designan como armas de tiro curvo, aquellas cuyas trayectorias tienen gran flecha con relación a su alcance.

Si la trayectoria tiene su rama descendente muy inclinada, da lugar al tiro vertical, este es el caso de los morteros.

Se tira siempre a distancias conocidas, con las alzas exactas, para que el porcentaje de los impactos sobre un blanco vertical, de altura dada, sea siempre el mismo, cualquiera que sea la curvatura de la trayectoria.

Ir arriba