Arriba


15 Abril, 2021

En nuestros días es indiscutible la obligación del Estado Mexicano de actuar con respeto a los derechos fundamentales, lo que implica la aplicación de la perspectiva de género en los casos en que así sea necesario. De acuerdo con la Ley General para la igualdad entre Mujeres y Hombres, la perspectiva de género se refiere a la metodología y los mecanismos que permiten identificar, cuestionar y valorar la discriminación, desigualdad y exclusión, así como las acciones que deben emprenderse para actuar sobre los factores de género y crear las condiciones de cambio que permitan avanzar en la construcción de la igualdad de género.



Una de las mayores dificultades de esta práctica en el ámbito forense y desde la procuración y administración de justicia es lograr la sensibilización de quienes desde lo jurídico y lo técnico-científico intervienen en casos en que la perspectiva de género es aplicable, es decir, cuando las víctimas o las personas inculpadas se encuentran en una situación especial de vulnerabilidad por razones de su género; aún más difícil ha resultado para el ámbito forense y en caso concreto a servicios periciales identificar como y cuando se aplica, ya que el trabajo técnico-científico es esencialmente objetivo, ¿cómo es entonces que este ámbito puede tener perspectiva de género, si ese es un factor sociocultural?, es decir ¿puede una persona experta en toxicología, medicina legal, criminalística, odontología, patología, etc. aplicar perspectiva de género en sus actuaciones periciales y/o estudios?.

La respuesta es afirmativa y cabe para todas las especialidades, sí que pueden y deben aplicarla en sus actuaciones periciales y/o estudios, en las actuaciones periciales se explica desde el contexto del análisis integral del caso, esto implica ampliar y enfocar la visión de la investigación dirigiéndola hacia datos indicadores de violencia de género, ya sea en la historia previa de los sujetos activos y pasivos o durante las causas de lesiones o muerte; la aplican las peritas y los peritos profesionales que conociendo el contexto del caso sugieren nuevas pruebas si es que de las ordenadas y efectuadas no son suficientes o son improcedentes para las investigaciones, es decir, el personal técnico científico opera en un contexto social y eso es precisamente lo que da sustento a su obligación y posibilidad de actuar con perspectiva de género, cuando es sensible al caso en su contexto pero no pierde objetividad y reconoce que las actuaciones periciales requieren de gran exhaustividad, amplitud y completitud porque las personas involucradas víctimas o inculpados pueden encontrarse en situación de vulnerabilidad en razón de su género .

Más que un concepto, la perspectiva de género tiene que estar presente como metodología en todo momento, esta aplicación en el ámbito forense todavía tiene un desarrollo incipiente por lo que existe una infinidad de retos para quienes se mueven en el ámbito.

Autor :Equipo Expresión Forense