Arriba


14 Abril, 2021

Los objetivos principales o centrales de esta audiencia serán:

•Verificar que el imputado conoce sus derechos.

•Verificar la legalidad de la detención en los casos de flagrancia o caso urgente.

•Que se formule imputación.

•Que el imputado declare para contestar la imputación que le ha realizado el Ministerio Público.

•Que se resuelva sobre su vinculación o no a proceso.

•Que se decida sobre la imposición de medidas cautelares que ha solicitado el MP.

•Que se determine el plazo para cerrar la etapa de cierre de investigación complementaria.



La audiencia inicial se va a llevar a cabo ante el juez de control cuando el imputado sea puesto a disposición del juez por los siguientes motivos:

1. Detención en flagrancia. Los supuestos se encuentran en el Código Nacional de Procedimientos Penales, artículo 146, que a la letra establece:

“Se podrá detener a una persona sin orden judicial en caso

de flagrancia. Se entiende que hay flagrancia cuando:

I. La persona es detenida en el momento de estar

cometiendo un delito, o

II. Inmediatamente después de cometerlo es detenida, en

virtud de que:

Es sorprendida cometiendo el delito y es perseguida

material e ininterrumpidamente, o

Cuando la persona sea señalada por la víctima u

ofendido, algún testigo presencial de los hechos o quien

hubiere intervenido con ella en la comisión del delito y

cuando tenga en su poder instrumentos, objetos, productos

del delito o se cuente con información o indicios que hagan

presumir fundadamente que intervino en el mismo…”
En estos casos el imputado una vez que ha sido puesto a disposición del MP, éste a su vez deberá ponerlo a disposición del Juez de control en un plazo que no exceda las 48 horas y podrá duplicarse este plazo (96 horas) en los casos que la ley prevea como delincuencia organizada, de acuerdo con lo establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos - CPEUM en su artículo 16, décimo párrafo.

2. Detención por caso urgente. En este caso el imputado es detenido por motivo de una orden de detención girada por el Ministerio Público, siempre y cuando ocurran los supuestos establecidos en el artículo 150 del CNPP, que a la letra dice:

“I. Existan datos que establezcan la existencia de un hecho

señalado como delito grave y que exista la probabilidad de

que la persona lo cometió o participó en su comisión. Se

califican como graves, para los efectos de la detención por

caso urgente, los delitos señalados como de prisión

preventiva oficiosa en este Código o en la legislación

aplicable así como aquellos cuyo término medio aritmético

sea mayor de cinco años de prisión;

II. Exista riesgo fundado de que el imputado pueda

sustraerse de la acción de la justicia, y

III. Por razón de la hora, lugar o cualquier otra

circunstancia, no pueda ocurrir ante la autoridad judicial, o

que de hacerlo, el imputado pueda evadirse…”
En ambos casos (flagrancia y caso urgente) inmediatamente después de que el detenido sea puesto a disposición del Juez de control se citará a la audiencia inicial.

3. Cuando el Ministerio Público ha solicitado que el imputado sea citado para formularle imputación y el Juez ha concedido esta cita, en la que se establece día, hora y lugar en la que deberá comparecer el imputado. Si el imputado no acude a la cita, se podrá girar una orden de comparecencia o si se sustrae de la acción de la justicia podrá girar una orden de aprehensión en su contra.

4. Cuando el Juez giró una orden de aprehensión por habérselo solicitado el Ministerio Público. Los policías que ejecuten esta orden tienen la obligación de poner a disposición del Juez de control.

En los últimos dos casos mencionados inmediatamente después de que el imputado sea puesto a disposición del juez, éste deberá convocar a la audiencia inicial.


Autor :Equipo Expresión Forense