Arriba


Abril 06, 2020
Por: Equipo de Expresión Forense
"Las sustancias contenidas por los psicotrópicos y los estupefacientes son aquellas que actúan sobre el sistema nervioso central, ya sea excitándolo o deprimiéndolo."


En un principio se deben tener en cuenta las siguientes definiciones:

• Psicotrópico: cualquier sustancia natural o sintética, capaz de influenciar las funciones psíquicas por su acción sobre el Sistema Nervioso Central (SNC).

• Estupefacientes: toda sustancia psicotrópica, con alto potencial de producir conducta abusiva y/o dependencia (psíquica/física, con perfil similar a morfina, cocaína, marihuana, etc..), que actúa por sí misma o a través de la conversión en una sustancia activa que ejerza dichos efectos.

• Psicofármaco: todo producto farmacéutico compuesto por sustancias psicotrópicas, utilizado como objeto del tratamiento de padecimientos psíquicos o neurológicos.

El uso de una sustancia psicotrópica por lo general puede traer como consecuencias cambios temporales en la percepción, ánimo, estado de conciencia y comportamiento. Pueden ser de tipo antipsicóticos, estimulantes, tranquilizantes, entre otros.

Algunos ejemplos de sustancias psicotrópicas pueden ser el alcohol, la nicotina, la cafeína. Muchas drogas ilegales, como lo son la heroína, el LSD, la cocaína y las anfetaminas son también sustancias psicotrópicas, a las cuales también se les llama sustancias psicoactivas.

Los estupefacientes o narcóticos están relacionados por lo general con el tratamiento y control del dolor, estas sustancias tienen un índice terapéutico pequeño, es decir que las dosis son muy exactas para cada patología e indicación en particular, su indicación y prescripción deben ser realizadas exclusivamente por el profesional médico especialista, y se deben utilizar bajo vigilancia médica.

Tanto los psicotrópicos como los estupefacientes, denominados internacionalmente como “sustancias controladas” son estrictamente fiscalizadas por el Estado, a través de las leyes nacionales.

En México se realizan importantes esfuerzos para mantener el control y la fiscalización de sustancias químicas que pueden ser utilizadas para la producción de drogas de uso ilícito, del mismo modo sucede con los medicamentos que contienen estupefacientes y psicotrópicos porque pueden llegar a ser un problema de salud pública cuando su uso es inadecuado. El control de los estupefacientes también implica que exista un abasto adecuado de medicamentos que contienen opioides como la morfina.

Autor :Equipo Expresión Forense

>