Arriba


21 Mayo, 2021
Como ya sabemos, las moléculas de ADN deben separarse de otro material celular antes de poder examinarlas, pues algunos componentes, como las proteínas celulares que empaquetan y protegen el ADN en el entorno de la célula pueden inhibir la capacidad de analizar las muestras. Por lo tanto, se han desarrollado métodos de extracción de ADN para separar proteínas y otros materiales celulares de las moléculas de ADN, como lo son la extracción orgánica, extracción Chelex y extracción FTA o en fase sólida.


En esta ocasión hablaremos de la extracción en fase sólida, ya que con el deseo de automatizar más pasos en el análisis de ADN, muchos laboratorios se han movido a varias formas de extracción en fase sólida donde el ADN se une selectivamente a un sustrato como partículas de sílice (entre otros) y luego se libera después de lavados rigurosos que purifican las moléculas de ADN unidas de las proteínas y otros componentes celulares.

Dentro de los métodos de extracción en fase sólida más utilizados se encuentra DNA IQ que ofrece PROMEGA de ZOGBI. El sistema DNA IQ, que significa "aislamiento" y "cuantificación", utiliza químicas de elución y unión de ADN a base de sílice, con resina paramagnética recubierta de sílice. Con esta tecnología, el aislamiento de ADN se puede realizar en un solo tubo simplemente agregando y eliminando soluciones.

Además este sistema ofrece ventajas de aplicación ya que se puede utilizar para extraer ADN de una variedad de tipos de muestras, incluidos hisopos bucales, sangre líquida y manchas en FTA®, así como otras tarjetas de sangre.

¿Pero cómo funciona éste sistema?

Primero, las moléculas de ADN se unen de forma reversible a las perlas magnéticas en solución con un pH de solución más ácido que pH 7,5. Se usa un imán para atraer las perlas magnéticas recubiertas de sílice hacia el fondo o el costado del tubo, dejando las impurezas en la solución. Estas impurezas de la solución (proteínas, restos celulares, etc.) se eliminan fácilmente extrayendo del líquido las perlas. Las partículas magnéticas con ADN adherido se pueden lavar varias veces para limpiar más a fondo el ADN. Finalmente, se puede liberar una cantidad definida de ADN en solución mediante calentamiento durante unos minutos.

La cantidad de ADN aislado con este enfoque se basa en el número y la capacidad de las partículas magnéticas utilizadas. Dado que no se utilizan pasos como centrifugación o filtración al vacío de flujo continuo, los procedimientos de perlas magnéticas permiten métodos simples, rápidos y automatizados.

Además de esto la exclusiva resina DNA IQ™ elimina los inhibidores de PCR y los contaminantes que se encuentran con frecuencia en diversos casos (por ejemplo, mezclilla, cuero y tierra).

Un ejemplo de aplicación de esta tecnología en nuevas herramientas es el Maxwell® FSC, el cual es un motor de partículas magnéticas, no un manipulador de líquidos, por lo que ofrece un riesgo mínimo de contaminación cruzada.

Fuente: Butler, J. (2009). Fundamentals of forensic DNA typing. Estados Unidos: Academic Press, Elsevier.

Autor :Equipo Expresión Forense