Arriba


03 Junio, 2021

La comunidad es una expresión tuvo su origen en 1990, el término ha sido resultado de una evolución en la que se fueron agregando letras con el fin de incluir a diversas comunidades discriminadas por su identidad.



Inicialmente se utilizaba la expresión homosexual lesbianas y bisexuales, pero en los últimos años han surgido nuevas ampliaciones de la sigla con el fin de incluir a otra persona establece minorías de las cuales siempre va de la mano la discriminación, siempre son observados, criticados y atacados.

En este sentido se haba que a estas personas se les han vulnerado sus derechos, desde el de expresarse libremente, el temer, en no poder siquiera estar en espacios especifico y en casos mayores, lesiones, violencia sexual y hasta el homicidio.

Cuando nos referimos a crímenes de odio hablamos de esa discriminación que da lugar al odio de estas aberraciones tiene también particularidades que la diferencian de otras. Su definición como tal es el resultado de amplios procesos sociales de la segunda mitad del Siglo XX, se instala en el debate público cuando se comienza a tener conciencia de las múltiples formas de violencia y sus especificidades, que afectan a determinados grupos sociales. y también es impulsado por los movimientos políticos y sociales de colectivos minoritarios o subordinados que buscan defender y promover sus derechos y relaciones nuevas con las instituciones, especialmente el Estado.

El concepto fue construido, primero, durante los años ochenta en los Estados Unidos, en un contexto político particular en el que gran parte de las demandas sociales se articulan en torno a identidades, sean étnicas, de género, sexuales o religiosas.

En México no hay un registro oficial sobre estos delitos, por lo que en 2019 activistas crearon un Observatorio Nacional conformado por organizaciones locales de 10 entidades que, considerando tan solo esos territorios, ha registrado al menos 209 asesinatos desde 2014 hasta mayo de 2020.

A nivel mundial, México está considerado el segundo país con más asesinatos de personas trans, 71 durante 2018, de acuerdo con la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex para América Latina y el Caribe.

En México hay 12 estados tienen tipificadas las agresiones a personas por su orientación o identidad: Ciudad de México, Baja California Sur, Colima, Coahuila, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Veracruz y Aguascalientes. Aunque en nuestro país cuenta con un marco legal que garantiza la protección de los derechos de las personas sin discriminación y se han realizado reformas a ese artículo en 2011, explícitamente prohíbe la discriminación por preferencia sexual, pero as estadística ratifican que eso funcione aunque en 2009 se aprobó el matrimonio igualitario para la Ciudad de México y hoy 19 estados de la República lo han aprobado, en 2015 se aprobó la Ley de Identidad de Género en la Ciudad de México y ocho estados más la han aprobado también la inclusión cada día es más visible pero no la tolerancia el respeto, este 2021 se llevará a cabo la marcha número 43 de la Ciudad de México. No obstante, como se ha señalado, la violencia y expresiones de homofobia y transfobia están presentes en la vida cotidiana en todo el país. Si bien, las personas LGBT han tenido una visibilidad creciente, reforzadas por la existencia de organizaciones defensoras de sus derechos ya que estos crímenes sólo dan a conocer la intolerancia y rechazo a las diversidades.

La sociedad mexicana tiene un compromiso para respetar responder que las leyes sean evaluadas con el ejercicio de Derechos Humanos de todas las sociedades para dar cumplimiento a la recomendación que le han sido planteadas, para que los casos de homicidio contra personas LGBT disminuyan hasta que sean erradicadas y que todos los delitos sean debidamente investigados que permitan acabar con la impunidad para crear un ambiente social de tolerancia y respeto.

Autor :Equipo Expresión Forense