Aileen Carol Wuornos

Por: Redacción

Aileen Carol Wuornos había nacido en Rochester, Michigan, el 29 de febrero de 1956. Hija de padres adolescentes que se separaron meses antes de su nacimiento, Aileen quedó al cuidado de su madre, Diane, al igual que su hermano mayor Keith. Pero la joven madre fue incapaz de criar a la niña, y en marzo de 1960, Aileen fue adoptada legalmente por sus abuelos maternos, - Lauri y Britta Wuornos, padres de Diane. Lauri y Britta adoptaron legalmente a los dos niños y los criaron en Troy , Míchigan). A los seis años de edad, en 1962, Aileen sufre severas quemaduras en el rostro cuando jugaba junto a su hermano.

Wuornos afirmó que su abuelo abusó física y sexualmente de ella, en su niñez, y que su abuela era una adicta al alcohol. Se cuenta que Wuornos era azotada con un cinturón por su abuelo. A la edad de doce años, ellas y su hermano Keith descubrieron que Lauri y Britta no eran sus padres biológicos. Afirmó haber tenido relaciones sexuales con múltiples parejas a una edad temprana, incluso con su hermano. Quedó embarazada a la edad de catorce años. Tras dar a luz a su hijo en una casa de maternidad en Detroit (23 de marzo de 1971) fue desterrada de su casa y repudiada por su comunidad. El niño fue dado en adopción poco después. Aileen se vio obligada a refugiarse en un automóvil abandonado en un bosque. Pronto fue enviada a un hogar para madres solteras.

Britta Wuornos murió en julio de 1971. Después de la muerte de su abuela, Wuornos y su hermano se convirtieron en pupilos de la Corte. Ella comenzó a trabajar como prostituta aunque todavía se encontraba en la escuela. Usando el alias de Sandra Ketsch, es encarcelada en Colorado por conducta impropia, conducir ebria y disparar una pistola calibre 22 desde un vehículo en movimiento.En 1976, de vuelta en Michigan, es arrestada en Antrim County por golpear la cabeza de un barman con una bola de billar. A finales de septiembre de 1976, hizo auto-stop hasta Florida, donde conoció al presidente del Club Naútico, Lewis Fell, de 76 años de edad. Se casaron en 1976, sin embargo, Wuornos continuamente se veía envuelta en los enfrentamientos en un bar local y fue enviada a la cárcel por asalto. También golpeó a Fell con su propia caña, provocando que él pudiera obtener una orden de alejamiento en su contra y la anulación del matrimonio. Se habían casado hacía 6 semanas.

El 17 de julio de 1976 muere su hermano Keith de cáncer de esófago y obtiene 10.000 dólares de su seguro de vida. Con el dinero, se compra un auto nuevo y viaja a Florida en busca de una vida mejor.

Sin embargo en 1981 Aileen cae de nuevo en la cárcel, esta vez en Edgewater, Florida, por robar a mano armada una tienda. Sale de prisión 13 meses más tarde, en junio de 1983.

Su siguiente arresto, en mayo de 1984, se debe al intento de cobrar cheques falsos en un banco de Key West. Siguen detenciones por conducir sin licencia, robo de coche, resistencia al arresto, obstrucción a la justicia y por amenazar a un hombre con una pistola calibre 22 para robarle 200 dólares.

El 4 de enero de 1986 fue detenida en Miami bajo su propio nombre y acusada de robo de automóviles, resistencia a la autoridad y obstrucción por información falsa. La policía de Miami encontró un revólver calibre .38 y una caja de municiones en el automóvil robado. El 2 de junio de 1986 en Volusia County ayudantes del sheriff detuvieron a Lori Grody (Wuornos), después de que un compañero le acusó de haber disparado una pistola en su automóvil y exigirle 200 dólares. Se descubrió que transportaba municiones de repuesto y una pistola .22, encontrada debajo del asiento que ocupaba.

Wuornos, usando el alias Susan Blahovec fue multada por exceso de velocidad en Jefferson County, Florida sólo una semana más tarde. Es a fines de 1986, que conoce a Tirya J. Moore en un bar de Daytona. Ambas se hacen amantes, y cuando después de un año de tortuosa relación la pasión se desvanece, siguen siendo inseparables amigas.

De ahí en adelante las andanzas delincuentes de la pareja se multiplican con asombrosa rapidez. Aileen recurre a varios nombres falsos y junto a Tirya suman incidentes de todo tipo con la Policía, desde conducir sin licencia hasta amenazas telefónicas a empleados de supermercado.

Por 1989, Aileen Wuornos es una mujer de carácter agresivo y fácilmente irritable, que viaja siempre con una pistola en su bolso y que trabaja en forma esporádica en bares y paradas de camiones.

El 30 de noviembre de ese año, un electricista de 51 años de nombre Richard Mallory, conocido por su afición al alcohol y a las mujeres, es visto con vida por última vez. Al día siguiente su coche es encontrado en Ormond Beach, junto a su billetera, documentos personales, una botella vacía de vodka y varios condones.

El 13 de diciembre de 1989, el cuerpo de Richard Mallory es hallado en los bosques cercanos a Daytona Bech con tres disparos en el pecho efectuados por una pistola calibre 22.
Esas pistas, sin embargo, no llevan a la Policía a descubrir al culpable. El caso se archiva y permanece sin novedades hasta el 1 de junio de 1990, cuando un hombre desnudo es hallado muerto cerca de Tampa, con seis disparos de una pistola calibre 22. Cuando la Policía lo identifica como David Spears, de 43 años de edad, ya ha aparecido un tercer cuerpo desnudo de un hombre de 40 años asesinado con nueve tiros de una calibre 22.

La cuarta víctima se llama Peter Siems y es un hombre de 65 años, que es visto por última vez cuando sale de su casa en Júpiter, Florida, para ir a visitar a unos parientes en Arkansas. Su coche aparece un mes más tarde, chocado y abandonado. Testigos cuentan a la Policía que a bordo del auto iban dos mujeres, una rubia y otra de pelo castaño oscuro, y entregan información para realizar un retrato hablado. La mujer rubia iba herida, y una huella de su mano ensangrentada queda grabada en el auto.

Para noviembre de 1990, los hombres asesinados de forma similar en el estado de Florida ya son nueve. Los medios de comunicación siguen a estas alturas el caso de muy cerca, y presionan a las autoridades policiales para que asuman que se trata de dos asesinas en serie y publiquen sus retratos hablados, lo que ocurre a fines de ese mes.

En las tres semanas siguientes, la Policía recibe cuatro llamadas teléfonicas que identifican a las sospechosas como Tiryia Moore y Lee Blahovec (uno de los tantos pseudónimos de Aileen Wuornos).

Mientras, para obtener algo de dinero, sigue vendiendo los objetos de valor que ha robado a sus víctimas. Es así como el 6 de diciembre, vende la cámara y el detector de radar de Richard Mallory en Daytona, y parte a Ormond Beach a vender una caja de herramientas que pertenecía a Spears.
Fue finalmente identificada cuando ella y Moore se vieron involucradas en un accidente mientras conducían el automóvil de una víctima. Rechazaron la ayuda de los transeúntes, aunque Wuornos estaba sangrando y huyó del escenario. Su retrato robot fue difundido por televisión. La policía rastreó a Moore en Pensilvania, donde se retiró a vivir con su hermana, y se hizo un trato, si ella declaraba contra Wuornos, a Moore se le concedería inmunidad. Moore estuvo de acuerdo. La policía le proporcionó una habitación de motel en Florida. Desde allí, escribió una carta a Aileen, que se encontraba en custodia por una violación de libertad condicional. Después de numerosas llamadas y de que Moore tratara de suicidarse, Wuornos cedió y dijo: “Tú haz lo que tengas que hacer. No dejaré que vayas a la cárcel. Si he de confesar, lo haré”. Hizo una confesión completa el 16 de enero de ese mismo año. Declaró que el asesinato de Mallory fue en defensa propia, manteniendo que él la había violado. Fue condenada por sus asesinatos en enero de 1992 con la ayuda del testimonio de Moore. Cuando fue declarada culpable del asesinato de Mallory, exclamó a los medios de comunicación: “Fui violada, fui torturada. Tenían el volante, tenían la imagen del volante con los arañazos, estaba roto. Esa es la prueba de que yo estaba atada al volante. No puedo creer que esto haya sucedido”. Mientras tanto, Moore ha firmado varios libros y contratos cinematográficos vendiendo su historia.

En noviembre de 1992, Michele Gillen, reportero de Dateline NBC, descubrió que Mallory había cumplido 10 años por violación en otro estado. El juez se negó a permitir que esto fuera admitido como evidencia en los tribunales, y a Wuornos nunca le fue dado un nuevo juicio

Durante el juicio fue adoptada por Arlene Pralle después de haber tenido un sueño en el que se le dijo que “cuidara” de Wuornos. Según Pralle, Jesús le dijo que escribiera a Wuornos, y así lo hizo. Lo que no sabía era que Pralle estaba pidiendo dinero por las entrevistas, incluso una con Nick Broomfield, quien le pagó 10.000 dólares. Parte del dinero fue para el abogado de Wuornos, Steven Glazer, contratado por Pralle. La apelación ante el Tribunal Supremo fue rechazada en 1996. La relación entre Wuornos y Pralle no duró; Wuornos empezó a sospechar que Pralle sólo estaba ahí por la publicidad y el dinero. Manifestó a Broomfield en una entrevista que Pralle y Glazer incluso le indicaban formas de suicidarse en la cárcel. En su declaración ante el tribunal, ella dijo “quería confesarte que Richard Mallory me violó violentamente como le he dicho. Pero estos otros no. [Ellos] sólo comenzaron”.

Contó varias historias inconsistentes sobre estos asesinatos. Admitió haber matado a siete hombres, en incidentes separados. Alegó inicialmente que los siete la habían violado mientras ella estaba trabajando como prostituta. Más tarde se retractó reclamando defensa propia. Durante una entrevista con Broomfield en la que pensaba que las cámaras estaban apagadas, dijo que definitivamente en el caso de Mallory había sido defensa propia, pero no tenía otra opción que ir por la pena de muerte. Ella alegó que nunca podría soportar el estar en prisión por el resto de su vida. Cuando Broomfield preguntó: “¿Fue defensa propia?” Ella respondió: “Sí, y así fueron algunos de los otros pero no puedo decir nada a nadie así que tengo que ir por la pena de muerte”. “Maté a esos hombres, les robé tan fría como el hielo. Y también lo haría de nuevo. No hay ninguna oportunidad en mantenerme viva o algo así, porque mataría de nuevo. Tengo odio arrastrándose por mi organismo... Estoy tan harta de escuchar esa cosa de “está loca”. He sido evaluada tantas veces. Soy competente, cuerda, y estoy tratando de decir la verdad. Soy alguien que odia en serio la vida humana y mataría de nuevo.”

El gobernador de Florida, Jeb Bush, encargó a tres psiquiatras entrevistar a Wuornos durante 15 minutos. Los tres la juzgaron apta mentalmente para ser ejecutada. La prueba de la competencia requiere que el psiquiatra esté convencido de que el condenado entiende tanto que él o ella va a morir, como también los crímenes por los que él o ella será ejecutado.

Sus últimas palabras fueron “Yo sólo quiero decir que estoy navegando con el Rock y regresaré como en el Día de la Independencia con Jesús el 6 de junio, al igual que en la película, grandes naves nodrizas y todo. Regresaré.” Después de su ejecución,el cuerpo de Wuornos fue incinerado.

Ir arriba