Conductas ante un incendio

Calificación del usuario: 0  / 5

Estrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivasEstrellas inactivas
 
Por: Anónimo

El modo en que una persona reaccione en una situación de emergencia por incendio tiene que ver con el papel que asume:

  • Su experiencia previa
  • Su educación y su personalidad
  • La sensación de amenaza que le produzca el incendio
  • Las características físicas y los medios de salida de que disponga el edificio
  • Las acciones de las personas que se hallan en la misma situación

 El análisis a posterior de la conducta ha definido las acciones como:

  • Adaptación y de no-adaptación
  • Participativas o inhibidoras, y
  • Altruistas (Amor desinteresado al prójimo) o individualistas.

Entrevistas y cuestionarios detallados, llevados a cabo durante más de 30 años, han establecido que los ejemplos de conductas no adaptativas (de pánico) son raros y ocurren en condiciones concretas. La mayor parte de las conductas ante incendios viene dada por el análisis de la situación, que da como resultado acciones cooperativas y altruistas.

Las características de la conducta individual y en grupo de las personas ante un incendio, se han determinado fundamentalmente por estudios de investigación en los que el personal del departamento de incendios interrogó a los individuos en el momento de producirse el siniestro. 

La conducta de un individuo ante un incendio estará condicionada por:

  • Datos del edificio en el que ocurra el incendio, y
  • Por la apariencia del mismo en el momento en que es detectado.

Por ejemplo, la conducta de los ocupantes variara si percibe olor a humo o si las llamas están visibles, con un humo que obstaculiza totalmente los pasillos.

Los datos de protección contra incendios que ofrezca el edificio pueden ser también críticos para el modo en que el individuo perciba la amenaza que supone el incendio. Evidentemente, en situaciones de peligro de la vida, las decisiones individuales y los actos más importantes se producen antes de que llegue el personal especializado, es decir, en las primeras etapas del incidente.

El proceso de investigación de estos casos, ha llegado a la conclusión de que el periodo que transcurre entre la detección del incendio y la llegada de los bomberos es la más crucial para el salvamento de vidas humanas, en lo que se refiere al primer comportamiento (la zona en contacto directo con la habitación de origen del incendio).

Así pues, la conducta de los individuos en contacto directo con el lugar donde se inicia el incendio resulta crítica, no solo para ellos mismos, sino también para otros ocupantes del edificio. Se reconoce que la conducta altruista que se observa en la mayoría de los incendios (con la interacción de los ocupantes y en entorno donde se desarrolla el fuego, de un modo consciente y deliberado) aparece como una reacción general. La conducta no-adaptativa o de pánico es, aparentemente, la menos corriente en caso de incendio.

Conciencia del Incendio

Naturalmente, el modo en que un individuo es alertado de la presencia de un incendio puede determinar el grado de peligro que percibe. Con los sistemas de alerta vocal en los edificios, las variaciones en la voz, el tono o el volumen, así como el contenido del mensaje, pueden ofrecer claves sobre el peligro.

Medios de Percepción de un incendio:

  • Olor a humo
  • Avisado por otros
  • Ruido
  • Avisado por la familia
  • Ver el humo
  • Ver las llamas
  • Explosión
  • Sentir calor
  • Ver u oír coche de bomberos
  • Ausencia de la luz
  • Por un animal 

El proceso de decisión del individuo

Se ha descrito seis procesos que puede seguir un individuo para tratar de estructurar y evaluar las claves que indican que existe algún peligro.

  1. Reconocimiento
  2. Comprobación
  3. Definición
  4. Evaluación
  5. Compromiso
  6. Reconsideraron

Reconocimiento

Este proceso se produce cuando el individuo percibe señales que indican el peligro de incendio.

Comprobación

Este proceso consiste en el intento del individuo por determinar la importancia de las señales de riesgo, que acaba casi siempre por reconocer que el riesgo es pequeño e improbable. No obstante, cuando las señales son ambiguas, el individuo intentara obtener información adicional. En otras palabras, la persona se da cuenta de que está ocurriendo algo, pero no está seguro de lo que es exactamente. Este proceso de comprobación puede suponer preguntar a otras personas que están cerca.

Definición

Este proceso consiste esencialmente en un intento del individuo por relacionar la información del peligro percibido con alguna de sus variables, tales como su naturaleza cualitativa, la magnitud y su posible desarrollo en el tiempo. El concepto que tiene el individuo de su papel es uno de los factores críticos en situaciones relativas a la personalización del peligro y al entorno físico.

Los aspectos físicos más importantes en el proceso de definición son: la generación, intensidad y propagación del humo, llamas y calor 

Evaluación

Se puede describir este proceso como la actividad cognoscitiva y psicológica necesaria para que el individuo responda ante un peligro. La evaluación es el proceso que lleva a la decisión de reaccionar, enfrentándose al fuego o huyendo. Con la evaluación se completa una decisión inicial que implica una respuesta.

Compromiso

Consiste en los mecanismos que utiliza el individuo para iniciar una conducta que le lleve a poner en marcha los planes de defensa que se ha formado durante el proceso de evacuación. Esta respuesta a la amenaza del incendio puede resultar un éxito o un fracaso. 

Reconsideración

El proceso de reconsideración y de aceptación de nuevos compromisos es el que más tensiones crea en el individuo, debido al fallo de los anteriores intentos de adaptarse a la situación. De este modo las reacciones exigirán un mayor esfuerzo, y el individuo tiende a ser menos selectivo en la selección de su respuesta. 

Al analizar la conducta de los individuos implicados en un proceso de reconocimiento, comprobación, definición, evaluación, compromiso y reconsideración, hay que recordar que todos estos procesos son dinámicos y se modifican constantemente en cuanto a su magnitud, velocidad e intensidad.

Referencia:  http://criminalistica.mx/areas-forenses/incendios-y-explosiones/397-conductas-ante-un-incendio
Ir arriba