Arriba


12 Julio, 2021
El delirio es el estado de alteración mental que sufre el individuo, generalmente provocado por una enfermedad o un trastorno psicológico, en el que se produce una gran excitación e intranquilidad, desorden de las ideas y alucinaciones.


Jules Séglas definió el delirio como “Un conjunto de ideas mórbidas que concierne al yo o a sus relaciones con el mundo exterior, y que el enfermo tiene por verdaderas, sin verificación previa, y hace gala al respecto de una absoluta falta de crítica”.
Mientras que El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (5ª edición; DSM-5) lo define como una alteración de la conciencia acompañada de una disminución atencional. Un cambio en las funciones cognoscitivas (como déficit de memoria, desorientación, alteración del lenguaje) o presencia de una alteración perceptiva que no se explica por la existencia de una demencia previa o en desarrollo.

En el año 1880, Jules Cotard describió el “Déliré des Negations” (Delirio de negación) o lo que hoy se conoce como síndrome de Cotard (también comúnmente llamado el síndrome de los muertos vivientes).
Esto debido a que una paciente del neurólogo francés afirmaba que no tenía órganos, expresando que sus vísceras y extremidades estaban muertas, que como consecuencia su cuerpo se encontraba en estado de descomposición.
Cotard dijo “Ella decía no tener alma, para ella ni Dios ni el Diablo existían. Afirma que no es nada más que descomposición y no tiene necesidad de comer para vivir, no puede morir de muerte natural”.

El Síndrome de Cotard es una condición neuropsiquiátrica, con delirio de negación o nihilismo, en el que la persona cree que está muerto, o bien, los órganos y partes del cuerpo no existen o se encuentran en estado de putrefacción.

Este síndrome se caracteriza por:
•Delirio de negación
•Alucinaciones olfativas (oler putrefacción)
•Idea de fallecimiento o estar en estado de descomposición
Se cree que podría afectar el lóbulo parietal, frontal y temporal.
Este síndrome tiene tratamiento ya que puede ser peligroso ya que la persona llega a creer que no puede volver a morir, poniendo su vida en peligro. El tratamiento del Síndrome de Cotard se basa en medicación antidepresiva y antipsicótica. En caso de que los fármacos no permitan remitir el delirio, se puede utilizar la terapia electroconvulsiva, una intervención que ha mostrado ser eficaz para tratar este tipo de delirios.

En 1995 G.E.Berrios y R.Luque Clasificaron este síndrome en tres perfiles:

•Depresión psicótica (delirios nihilistas y la melancolía)
•Cotard tipo I (delirios nihilistas e hipocondríacos, sin cambios de humor)
•Cotard tipo II (grupo mixto que engloba diversos síntomas)

FUENTES

https://www.redalyc.org/pdf/3315/331527715008.pdfv
http://www.bvs.hn/RHPP/pdf/2016/pdf/Vol10-1-2016-5.pdf
https://www.saludcastillayleon.es/CAZamora/es/publicaciones/revista-nuevo-hospital-2020/nuevo-hospital-2020-octubre-xvi-3/berdion-marcos-v-garcia-sanchez-b-canas-junquera-n-pineda-b.ficheros/1734460-NUEVO%20HOSPITAL%2C2020%20octubre%3BXVI%20%283%29%2021-4.pdf

Autor :Equipo Expresión Forense