Delitos de Cuello Blanco

133 delitos-de-cuello-blanco

Los delitos de cuello blanco se refieren al tipo de fraude que es cometido por profesionales de los negocios y del gobierno. De acuerdo con las leyes estatales y federales son actividades delictivas específicas. Al comienzo de registros históricos, el delito era cometido por miembros de todos los diferentes segmentos de la sociedad, incluyendo así, a las personas con profesiones respetadas y poderosas. Siendo finales de 1930, el término “Delitos de cuello blanco” fue acuñado por Edwin H. Sutherland, quien asoció dicho concepto con una doble condición: la pertenencia social del sujeto activo (persona respetable de elevada condición social) y el ámbito en donde se enmarca la actividad delictiva (delito que se comete en ejercicio de la profesión de aquél).

Sutherland en su libro “Delincuencia de cuello blanco”, afirma que la delincuencia se encuentra relacionada únicamente con la pobreza y fealdad y no se tomaba en cuenta a los que poseían riqueza y belleza, de esta manera expuso a los individuos de clase social y estatus económico alto y debido al entorno laboral en que estos se mueven son favorecidos sus conductas ilícitas, resultandoles tentador, le dan continuidad gracias a su codicia financiera y de poder, recurriendo así a la defraudación , cifras maquilladas, desvío de recursos, enriquecimiento ilícito entre algunos otros. También menciona “El delincuente de cuello blanco no se considera a sí mismo como delincuente, porque con él no se emplean los mismos procedimientos oficiales que con los otros delincuentes, y porque debido a su estatus de clase, no tiene asociaciones personales íntimas con aquellos que se definen así mismos como delincuentes”.

Por otro lado Robert Merton, al idear la teoría de la anomia intenta explicar el fenómeno de la criminalidad partiendo de la discrepancia existente entre los fines culturales y el acceso que determinados sujetos tienen a los medios legítimos, de esta manera menciona que la conducta desviada es una reacción normal a las contradicciones de las estructuras sociales. Para poder dar explicación a los delitos de cuello blanco refiere que se trataba de una desviación innovadora, ya que estos sujetos adhieren decididamente al fin social dominante en la sociedad estadounidense: el éxito económico, y lo personifican sin haber internalizado las normas institucionales a través de las cuales se determinan las modalidades y los medios para alcanzar los fines culturales. Al igual mencionaba el hecho de que quienes formaban parte de un rango social como de negocios, gran parte de ellos eran quienes realizaban este tipo de conductas desviadas y por esta razón eran en pocas ocasiones perseguidos.

Con lo anterior podemos mencionar que en los delitos cuello blanco tanto el poder económico y político son los involucrados dentro de estos delitos, al igual que los medios de comunicación cuentan con incidencia en la determinación del estereotipo del delincuente, dándose en ocasiones un tratamiento diferencial en las noticias que se refieren a uno y otro tipo de delitos. Normalmente estos delitos quedan impunes por la corrupción que se pueda llegar a presentar.


REFERENCIAS

Dr. Álaro Burgos, Cuello Blanco y Delito, Revista de Ciencias Jurídicas N0 138 (57-88) Setiembre-Diciembre 2015
Lowe, J. (2018), Manual para delincuentes de Cuello Blanco. The New York Times, Disponible en: https://www.nytimes.com/es/2018/05/23/espanol/delitos-cuello-blanco-fraude.html?auth=link-dismiss-google1tap
https://www.abogado.com/recursos/ley-criminal/crimen-de-cuello-blanco/