...

Entrevista a: María Fernanda Rivera Flores; Directora General de Seguridad Vial y Sistemas de Movilidad Urbana Sustentable

Fernanda Rivera (FR): Sin duda esto es fundamental porque al tener infraestructura ciclista segura que conecte distintas zonas de la...

24 Agosto, 2021

Entrevista a: María Fernanda Rivera Flores; Directora General de Seguridad Vial y Sistemas de Movilidad Urbana Sustentable


¿Desde su óptica, en qué beneficia a la población de la CDMX la creación de ciclovías? Fernanda Rivera (FR): Sin duda esto es fundamental porque al tener infraestructura ciclista segura que conecte distintas zonas de la ciudad, las personas que usamos la bicicleta podemos optar como modo de transporte, y sobre todo, potenciar el uso para aquellas personas que requieren de infraestructura segregada [sic] para hacerlo de manera cotidiana.

¿Considera que el uso de vehículos de dos ruedas como bicicletas, motocicletas, scooters, impulsados por energías limpias sea importante en el sentido de movilidad sustentable?

FR: Cuando hablamos de movilidad hay que pensar como un Sistema de Movilidad Integrada, es decir, conectar los distintos modos de transporte para hacer un viaje mucho más eficiente. Ahí es donde estos medios de transporte pueden tener un rol fundamental, sobre todo para el primer y último tramo de viaje.

En la Ciudad de México sabemos que alrededor de 70% de los viajes se realizan en transporte público. Para nosotros es relevante que la bicicleta se pueda integrar a este tipo de viajes que fomentan la intermodalidad y una gran alternativa para viajes cortos de hasta 5 kilómetros e incluso para viajes más largos donde la gente se sienta cómoda al usarla.

En el caso de las motocicletas, es un vehículo que tiene una velocidad mayor, en algunos casos ocupa energía eléctrica o combustible, entonces la manera en la que se utiliza, se regula y se promueve, es radicalmente distinta a cómo lo hacemos con la movilidad no motorizada.

La Secretaría de Movilidad, tiene la meta de que la movilidad no motorizada se duplique de aquí a 2024, es decir, lleguemos al 3% del total de los viajes de la ciudad, esto con tres estrategias: construyendo infraestructura ciclista segura para llegar a 600 kilómetros en diferentes zonas de la ciudad, impulsar la intermodalidad con la construcción de biciestacionamientos y hacer accesible la bicicleta con el sistema de ECOBICI que va a llegar a tener 10 mil bicicletas y a nuevas alcaldías una vez que concluya el sexenio.

El espacio existente en las vías de circulación primarias de la CDMX es insuficiente aún para los automóviles y los espacios peatonales reducidos. En ese sentido ¿cómo incluir una ciclovía emergente donde el diseño geométrico vial es complejo?

FR: Desde que se presentó el programa estratégico de movilidad de la SEMOVI 2019, se estableció que uno de los objetivos era lograr la redistribución del ingreso y la redistribución del reparto modal.

Esto con el objetivo de tener el uso de otros modos de transporte en las vialidades. En el caso de la redistribución del espacio de la vía, esto se logra invirtiendo un carril usado por vehículos motorizados por vehículos no motorizados. Manteniéndose la misma capacidad vial.

En el caso de Insurgentes, que es una ciclovía emergente, en el contexto de la emergencia sanitaria, se triplicaron los viajes de vehículos no motorizados, al garantizar tener esta infraestructura una redistribución del espacio vial, estamos dando prioridad también a las personas que usan este tipo de vehículos.

Y en donde ya existen ciclovías, es insuficiente la señalización horizontal y vertical que asegura a los conductores de otros vehículos respetar tan importante espacio. En ese sentido, ¿se tiene un plan para mejorar dicha señalización?

FR: La señalización de la ciudad, se rige por la guía de infraestructura ciclista. Toda la infraestructura cuenta con señalamiento horizontal y vertical, es importante recordar que hay distintos tipos de infraestructura ciclista. Podemos tener ciclocarriles, que se han implementado en calles secundarias donde hay menor flujo de vehículos y las ciclovías, que se implementa en cualquier tipo de vía, dependiendo el flujo vehicular, pero la diferencia que tiene es la señalización con el segregador o el confinamiento (el confibici, como se le llama en la Ciudad de México).

Es importante reiterar a las personas que usan un vehículo motorizado que la infraestructura ciclista en la ciudad existe, que tenemos que respetarla y que está establecido en el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, es decir, no solamente tenemos un manual técnico, sino que existen ordenamientos, donde se establece cuáles son las reglas de circulación, la prioridad de la vía y el respeto que tienen que haber a estos espacios que están destinados para la circulación de vehículos no motorizados, en este caso, bicicletas, monopatines, patinetas, patines, entre otros.

Dentro de los esfuerzos que ha hecho el Gobierno de la Ciudad, ha sido la implementación de infraestructura ciclista en la zona central con la idea de conectar realmente una red a todos los distintos tramos de infraestructura ciclista que existían en la ciudad.

Empezar a construir redes locales en la periferia y a desarrollar una infraestructura ciclista que atraviesa distintas zonas de la ciudad y que permitan hacer viajes más largos.

En los motociclistas se identifica un alarmante incremento en la tasa de mortalidad, ¿se han determinado las causas y se cuenta ya con medidas preventivas?

FR: La Secretaría de Movilidad, hace cada trimestre un reporte de hechos de tránsito, el cual presenta las distintas bases de recolección de datos que se hacen relativos a este tema en distintas dependencias del Gobierno de la Ciudad de México e incluso de particulares como aseguradoras.

Los datos del C5, de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México y, con base en estos datos, se analiza qué tipos de hechos de tránsito están sucediendo, en qué horarios, vehículos involucrados, en qué zonas de la ciudad ocurrieron, características que tienen los hechos de tránsito para que podamos establecer estrategias de seguridad específica.

Uno de los actores relevantes que ha tenido una aparición constante en estos reportes han sido los motociclistas, lo que más preocupa son aquellos en los que hay lesionados y víctimas fatales. Por ello estamos trabajando en acciones focalizadas en el uso de este vehículo. Gran parte de los hechos de tránsito pueden ser caídas o derrapes, con base en eso determinamos hacer próximamente una licencia específica para las personas conductoras de motocicletas, entendiendo que las características de la motocicleta son completamente distintas a la de un automóvil e impartir cursos teóricos y prácticos para todas aquellas personas que conduzcan este vehículo y poder así garantizar el conocimiento tanto del reglamento de tránsito como del manejo seguro de las motocicletas.

Esto va de la mano con otras estrategias de seguridad vial que se han presentado en la SEMOVI, como lo es el plan de convivencia vial, el cual tiene los ejes para poder mejorar la estrategia de seguridad vial en conjunto con todas las dependencias y con base en los pilares de seguridad vial y nuevas estrategias que se firmaron en el acuerdo 2030. Queriendo impulsar tres cosas: como institucionalizados la seguridad vial en la ciudad, como construimos infraestructura y cómo educamos para poder prevenir accidentes.

¿La tendencia de las lesiones por accidentes viales en ciclistas es baja o alta respecto a los usuarios de motocicleta?

FR: El Programa Integral de Seguridad Vial lo que busca es implementar acciones con base en los datos que arrojan las distintas tendencias de seguridad vial y hechos de tránsito de la ciudad para poder diseñar e implementar acciones específicas para disminuir los hechos de tránsito.

En la Ciudad de México, en comparación con otras ciudades y estados del país tiene una de las tasas de hechos de tránsito más bajas, sin embargo, para nosotros siempre va a ser prioridad seguir atendiendo estas problemáticas de manera que las acciones sí puedan incidir en la reducción de hechos de tránsito, así como de aquellos en los que hay víctimas mortales y lesionadas.



Comparte este artículo