Evolución de la Teoría del Delito

  • Por Equipo Expresión Forense
  • |
  • 24 noviembre, 2021
  • |
  • Artículo de Interés
  • |
evolucion-de-la-teoria-del-delito

Cuando se habla de La Teoría del delito se refiere al estudio de los elementos comunes que deben concurrir para que un hecho sea considerado delito, de la cual la encargada es la dogmática penal ( disciplina que se ocupa de la interpretación, sistematización, elaboración y desarrollo de las disposiciones legales y las opiniones de la doctrina científica en el campo del Derecho penal). Se puede decir que la Teoría del Delito encierra la aspiración a conseguir la homogeneidad y coherencia del sistema penal, a través del intento de conceptualizar sus distintos institutos y elementos de tal forma que todos ellos encajen en esa coherencia del sistema.

Su objeto es el plantear una elaboración sistemática de las características generales del derecho penal positivo, con el fin de permitir la redacción fundamentada de resoluciones en sede judicial. Su función más importante, es la garantista, en la que comprende los procesos de criminalización primaria y secundaria en función a principios en un estado constitucional de derecho.

La Teoría del Delito surge en la época de la eclosión de la ciencias experimentales, a finales del siglo XIX,cuando se contaba con la idea de que la razón podía explicar los fenómenos naturales.

El análisis de la evolución de la Teoría del Delito manifiesta cuatro fases,la clásica, la neoclásica, el finalismo y el post finalismo. La explicación de estos se basa en diversos aspectos, lo cual se agudiza con las diferentes corrientes doctrinales sustentadas en la actualidad que no logran desplazar por completo a las demás, coexistiendo en la actualidad percepciones de los diferentes momentos apuntados.

La fase Clásica, surge con ideas de Carrara en Italia y por Rodolfo von Jherin este último en 1867 de la contrariedad de la acción con las normas jurídicas y una censura de la disposición anímica del sujeto, utilizando postulados de Behmer. Esta fase se caracteriza por concebir a la acción de una manera simple y clara, lo cual tiene términos naturalísticos como es el caso de una acción compuesta por un movimiento corporal y la consecuente modificación del mundo exterior unidos por la relación de la causalidad; con lo anterior surgió la distinción entre fase interna (engloba la ideación, deliberación y resolución) y externa del delito (exteriorización, preparación y ejecución). Esta fue la resultante del pensamiento jurídico influenciado por el positivismo científico, el cual se entiende a partir de una concepción limitada al derecho positivo y a su interpretación, con el fin de abordar todos los problemas del derecho con la simple ayuda de los conceptos jurídicos, excluyendo en lo posible de la dogmática jurídica las valoraciones filosóficas, los conocimientos psicológicos y la realidad sociológica.

La fase neoclásica surge con la finalidad de construir el concepto de delito a partir de los fines perseguidos por el derecho penal y de las perspectivas valorativas que le sirven de base, el modo de pensar propio de esta fase se determinó por la teoría de pensamiento derivada de las ideas neokantistas, que conjugadas con el método científico-naturalístico de observar y describir, restauro una metodología propia de las ciencias del espíritu caracterizada por el comprender y valorar. Aquí la acción se concibe como un comportamiento humano es decir, como realización de la voluntad misma.

La fase del finalismo, se determinó por la separación entre el mundo real y el derecho, a la realidad del ser social. Razón por la cual se elaboraron ”estructuras lógico-objetivas” previas a toda regulación jurídica y en edificar el derecho sobre la base de la “naturaleza de las cosas”; para el finalismo, la acción es el ejercicio final de la actividad humana. Su concepción se completó por la teoría de los delitos de omisión de Armin Kaufmann,que los concibió como tercera forma general de aparición del hecho punible al lado del delito doloso,y culposo de comisión dotada de una estructura independiente de sus elementos.

En cuanto a la fase post-finalismo o modelo lógico matemático, propone la introducción de un modelo de análisis de los tipos penales, en esto se redimensionan los presupuestos y elementos fundamentales del tipo penal, precisando su contenido y ordenándolos de una mejor manera. La tipicidad la entiende como la correspondencia unívoca de los presupuestos y elementos del tipo penal con los presupuestos y elementos del delito.


REFERENCIAS

Raúl Plascencia Villanueva. (2004). Teoría del Delito. México: UNAM.
Universidad Tecnológica. (2021). La teoría del delito, evolución y elementos. 4 de agosto del 2021, de TECH Universidad Tecnológica Sitio web: https://www.techtitute.com/mx/derecho/blog/teoria-delito-evolucion-elementos