Identificación de ADN en Cuerpo Calcinado, Aplicación de Métodos Odontológicos

151 identificacion-de-adn-en-cuerpo-calcinado-aplicacion-de-metodos-odontologicos

La etiología de las quemaduras habitualmente es accidental, siendo menos frecuente de causa homicida. Algunos de los cadáveres carbonizados de etiología homicida fueron asesinados mediante otros procedimientos, antes de ser incinerados.

Se investigan víctimas que han sido rociadas con gasolina, muriendo por la acción del fuego. Este procedimiento es utilizado en grupos delincuenciales concretos, muy peligrosos, que tratan de borrar cualquier dato de identificación de la víctima, para evitar ser descubiertos ellos. Las investigaciones mostraron claramente que el fuego fue utilizado para borrar todas las huellas que pudieran acercar a la identidad de los autores. La dificultad que encierra la investigación de cuerpos carbonizados obliga a ensayar procedimientos específicos, destacando los estudios dentales, ya que, en numerosas ocasiones, los únicos elementos recuperados son los dientes y prótesis fijas o removibles que han soportado las altas temperaturas sin sufrir daños estructurales.

La investigación de cadáveres calcinados debe ser minuciosa y específica, recordando que el fuego puede dificultar enormemente la localización de indicios de utilidad para la investigación.

Los dientes se encuentran incluidos en los maxilares dentro de una cavidad cerrada herméticamente y bañada por el medio húmedo que conforma la saliva, además de protegidos interiormente por la masa de la lengua, que los defiende del calor antes de su destrucción. Las características estructurales de los dientes, mineralizados en un 96 por 100, los hace resistentes a las altas temperaturas, por lo que se debe limpiar los maxilares para facilitar el posterior análisis. Basauri describe las variaciones de la estructura dental, que soporta temperaturas superiores a los 1.100 grados centígrados antes de su destrucción.

Para la recuperación de ADN del interior de los conductos, para este procedimiento se tratan los dientes en la misma forma que se hace con los huesos largos, triturándolos con un molinillo planetario y tratando las muestras recogidas mediante la aplicación de EDTA, que elimina los tejidos mineralizados, para después proceder a la extracción y ampliación del ADN por cualquiera de las técnicas actualmente empleadas en los laboratorios de biología genética, tal es el laboratorio Verogen que a través de su ​​Kit de preparación de firmas de ADN de ForenSeq, que al obtener resultados demuestran claramente la importancia de los estudios dentales en cuerpos destruidos total o parcialmente por la acción del fuego. Obteniendo resultados positivos mediante estos métodos de identificación debido a la dificultad de las condiciones para poder identificar un cadáver.


Fuente:

Dr. Juan López-Palafox. (2002). Muertes por Carbonización. Metodología en la Identificación. Aplicación de la Odontología Forense. 2021, de GUÍA PRÁCTICA DE ODONTOLOGÍA FORENSE Sitio web: https://www.maxillaris.com/hemeroteca/200204/forense.pdf