La Importancia del Protocolo Ace-V en la Identificación Lofoscópica

236 la-importancia-del-protocolo-ace-v-en-la-identificacion-lofoscopica

Hoy en día es de vital importancia en materia forense conocer los protocolos que se han utilizado o se están observando al momento de realizar un estudio, para poder dar una respuesta coherente y adecuada a las autoridades competentes. En materia de Dactiloscopía el procedimiento es muy sencillo y se utiliza desde 1999 por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

La Lofoscopía, es una disciplina que se utiliza para la identificación personal a partir de las crestas papilares, ha sido la columna vertebral de las ciencias forenses, durante más de cien años y es, uno de los métodos más rápidos, fáciles y económicos para identificar, de forma inequívoca y fiable a un individuo.

La identificación Lofoscópica consiste primordialmente en comparar la información obtenida, a tres niveles de observación, entre una huella dactilar (indicio lofoscópico) que se localiza y los dactilogramas impresos a partir de una persona identificada.

El análisis, la comparación, la evaluación y la verificación (ACE-V) son las cuatro etapas que se siguen para realizar un examen completo entre dos dactilogramas. ​​La primera etapa del proceso es un análisis, en profundidad, para evaluar, la cantidad, calidad y especificidad de las características, presentes en el dactilograma. En la mayoría de las comparaciones hay detalles más que suficientes para llevar a cabo la individualización, y la identificación será muy sencilla. Si se determina que la huella latente tiene suficiente calidad, y el dactilograma disponible de origen conocido también, se pasa a la fase de comparación.

La etapa de comparación se contrasta visualmente, punto por punto, de la huella latente y el dactilograma disponible. En este proceso, ha de haber coincidencia en el tipo de figura principal, (Patrón dactilar), así como entre puntos característicos que deben ser observables y visibles claramente. ​​En la etapa de evaluación es importante señalar que a menudo, puede tener lugar al mismo tiempo que la comparación, sobre todo cuando la huella es clara, y tiene suficientes detalles para llevar fácilmente a cabo la individualización, o la exclusión. La etapa final, la verificación, no es parte del proceso de identificación, pero es el soporte técnico-científico de una revisión por pares. La revisión por pares (dos expertos en la misma materia) es una garantía de calidad para asegurar el mantenimiento de un alto grado de precisión. Se recomienda que, como mínimo, todas las individualizaciones deben ser verificadas por al menos un especialista, así como es indispensable llevar a cabo cada etapa también es indispensable contar con el material que a los especialistas les permita seguir paso por paso toda la metodología, ZOGBI hoy en día ofrece materiales estandarizados para cumplir con la metodología, para que los expertos en la materia puedan llevará a acabo la resolución de la investigación y así poder ser certeros en los análisis lofoscópicos.


Fuente:

Dr. Vicente Hernández Piña. (2020). LA IMPORTANCIA DEL PROTOCOLO ACE-V EN LA IDENTIFICACIÓN LOFOSCÓPICA. EXPRESIÓN FORENSE , 57, 62-66.