Arriba


22 Junio, 2021
LGBTTTIQ es la sigla impuesta por las iniciales de las palabras Lesbiana, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travesti, Intersexual y Queer; en sentido estricto agrupa a las personas con las orientaciones sexuales e identidades de genero relativas a esas ocho palabras, así como las comunidades formadas por ellas.


A través de los años la diversidad sexual ha impulsado un movimiento social bastante productivo, con el cual ha logrado consolidar el basamento jurídico-político que sienta las bases para modificar la cultura binaria y los remanentes de intolerancia en contra de la población no heterosexual. Las luchas de movimientos, organizaciones y colectivos de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, etc… han impulsado una creciente socialización de sus derechos, como derechos humanos, caracterizando este proceso como “la revolución LGBTTTIQ”. De manera simultanea el aumento de movimientos, organizaciones y asociaciones contra la homofobia, la transfobia y la discriminación sexual, se ha combinado con una apertura en las oportunidades legales internacionales y nacionales, especialmente bajo el marco normativo de los derechos humanos y los tratados contra la discriminación.

 Reconocimientos internacionales
La primera oportunidad en que la ONU se pronuncio respecto a los derechos LGBTTTIQ, fue en 1994, donde dicto que las leyes contra la homosexualidad son una violación de los derechos humanos; en 2008 promulgó la declaración sobre derechos homosexuales emanada de la Asamblea General. Así mismo la Asamblea General adoptó la resolución AG/RES 2435 sobre “Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género”, en donde se manifiesta su preocupación por los actos de violencia y las violaciones de derechos humanos cometidos contra individuos a causa de su orientación sexual e identidad de género y encargan a la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos que incluya en su agenda este tema, de esta forma los 34 paises miembros de la Organización de Estados Americanos aprobaron de forma unánime esta resolución en la que se extendía la protección de los derechos humanos a la comunidad.

 Reconocimientos nacionales
Para el año 2017, 11.6 % de 43 paises de América Latina y el Caribe reconocieron el matrimonio igualitario y la adopción por parte de parejas del mismo sexo, el 21% había dado paso a leyes que permiten uniones civiles, mientras que el 30% reconocía la identidad de género. Se ha logrado tener acceso a la seguridad social, marco jurídico para combatir la discriminación y respeto a los derechos humanos, acceso gratuito para el tratamiento de VIH, obtención de la credencial de elector con la identidad de género personal, permitir servir abiertamente en las fuerzas armadas, directrices para proteger a las víctimas de violencia, despenalización de la homosexualidad, protocolo para la investigación y la persecución de los delitos relacionados personas LGBTTTIQ, en donde la CNDH expresa su solidaridad con las victimas y menciona que casos de violencia y/u homicidios deben ser atendidos agotando todas las líneas de investigación sin descartar que el odio homofóbico o transfobico pudieran haberlos motivado para así garantizar el derecho de acceso a la justicia, a los derechos que asisten a las víctimas del delito, la seguridad jurídica, la legalidad y la asistencia victimológica de acuerdo al artículo 20 constitucional.
Estudios que evalúan el grado de reconocimiento de los derechos LGBTTTIQ, entendido como la inclusión legal-formal de los mismos, ubican a México como uno de los paises mejor calificados, ya que presenta un aumento en la acción colectiva de organizaciones que defienden los derechos LGBTTTIQ, y la Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene una posición progresiva y asertiva contra la discriminación por orientación sexual.
Sin desconocer estos avances, los retos siguen siendo grandes para la expansión de los derechos y reconocimientos.

Autor :Equipo Expresión Forense