Arriba


Marzo 18, 2020
Por Equipo Expresión Forense


En los últimos años, el empleo de fármacos sin prescripción médica se ha convertido en una gran amenaza, tanto para la salud pública, como para la aplicación de la ley en todo el mundo. De acuerdo con el primer volumen de Amenazas Actuales de las NSP, publicado por la UNODC en marzo de 2019, de los casos toxicológicos presentados entre 2016 y 2018, poco más de la mitad de los casos relacionados con las NSP notificados se referían a opioides sintéticos o agonistas de los receptores de cannabinoides sintéticos. Y... ¿Qué son los opioides?



El término opioide se aplica a varias sustancias, que incluyen tanto a los opiáceos naturales, como el opio y la morfina, hasta los opioides sintéticos, como el fentanilo y el tramadol, además de los opioides semisintéticos, como la heroína y a las Nuevas Sustancias Psicoactivas (NSP) que tienen efectos opioides, como el acetilfentanilo.

Los opioides actúan principalmente en el sistema nervioso central y en el tracto gastrointestinal. Los síntomas al consumir esta droga sin vigilancia de un médico van desde niebla mental, náuseas, estreñimiento, respiración lenta y somnolencia, hasta la muerte por sobredosis.

En los últimos años se ha informado del uso de opioides potentes, como el fentanilo y sus análogos, con fines no médicos en América del Norte, aunque también en Asia, Europa y Oceanía. En el 2018 el uso de tramadol, opioide con fines analgésicos, iba a la alza principalmente en zonas de África y el Oriente Medio.

El tramadol forma parte de los medicamentos llamados analgésicos opiáceos, que funcionan al cambiar la manera de reacción en el cerebro y el sistema nervioso ante el dolor. Su acción es atípica comparado con otros opioides como la morfina.

El tramadol se recomienda principalmente para pacientes que padecen algún tipo de enfermedad con necesidad de un tratamiento para el dolor moderado a severo, sin embargo, últimamente el número de ventas se ha disparado, esto debido a la facilidad de adquisición y el bajo costo al que éste se vende, pues es en menos de la mitad del costo de la heroína.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que el uso no médico del tramadol puede exponer la potencial precipitación del abuso y la dependencia a esta droga, y este no es solo el problema si no que con esta facilidad de adquisición se percibe un desequilibrio en países, con referente al combate con el abuso y lucha contra el crimen organizado.

El uso indebido de sustancias y el surgimiento de nuevos compuestos químicos con características muy similares entre sí y que, a su vez, pueden tener efectos sobre diferentes receptores, constituyen nuevos retos en el ámbito forense, pues la identificación de estas nuevas sustancias se hace cada vez más compleja, por su gran diversidad y poco tiempo en el mercado.

Gracias a las nuevas tecnologías, esta labor es menos complicada. Un ejemplo de ello son las nuevas tecnologías de Agilent Technologies, quienes en 2020 publicaron una nota sobre la metodología para detección dirigida y no dirigida de los análogos de fentanilo emergentes, esto a partir de la gran variedad a de productos análogos de fentanilo sintético en constante cambio, por lo que los laboratorios de investigación clínica y forense están luchando por mantenerse al día con los cambios. Se realizó una descripción de un flujo de trabajo de análisis de datos y adquisición de LC/Q-TOF de masa precisa de alta resolución para una lista de aproximadamente 150 nuevos análogos de fentanilo sintético y 4-ANPP, el precursor programado por la DEA.

Este tipo de investigaciones y avances tecnológicos representan importantes avances para la aplicación de las ciencia forense respecto a las nuevas sustancias psicoactivas.

Aunque en el segundo volumen de Amenazas Actuales de las NSP, 2020, del total, de los casos notificados en 2019, no se recogieron casos de toxicología relacionados con sustancias sometidas a fiscalización (por ejemplo, heroína, cannabis o fentanilo) ni con opioides sujetos a prescripción médica (por ejemplo, tramadol), salvo notificaciones como parte de casos de policonsumo de drogas junto a las NSP, vale la pena no quitar el dedo del renglón y seguir a la vanguardia para atacar estos nuevos retos en el campo forense.

FUENTES:

- UNODC. INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE “NUEVAS SUSTANCIAS PSICOACTIVAS”.
- UNODC. (2020), “AMENAZAS ACTUALES DE LAS NSP, VOLUMEN II”. Global Smart Update
- UNODC. (2019), “CLAVES PARA ENTENDER LA CRISIS MUNDIAL DE LOS OPIOIDES”. Global
Smart Update


Autor :Equipo Expresión Forense