Estimación de Sexo

157 estimacion-de-sexo

Generalmente la identificación humana consiste en recoger y agrupar las características distintivas de un sujeto que se fichará o registrará. Es decir, se enfoca en reconocer si una persona es la misma que se dice ser o se busca. A la Criminalística le ayuda a determinar quién es el sujeto que se investiga.

Al realizar los análisis antropológicos forenses, se involucrarán a la aplicación de varios exámenes métodos y técnicas; los cuales dependerán de cada caso, así mismo de las preguntas como: ¿son huesos humanos?, ¿A quién pertenecen los restos óseos?, ¿Corresponden al sexo femenino o masculino? ¿Cuánto tiempo han estado aquí?, ¿Cómo murió el individuo?. La cantidad, así como la condición del material esquelético, serán sujetos a los métodos posibles o más apropiados de aplicar.

La estimación del sexo mediante los restos óseos incluyen la identificación y evaluación de características, las cuales tienden a mostrar diferencias entre los esqueletos masculinos y femeninos, que se expresan de forma diferente. Estas diferencias están principalmente relacionadas con el tamaño y la arquitectura, los cuales son resultados de diferentes funciones biomecánicas de articulaciones para la eficiencia en la locomoción (movimiento, generalmente caminar) y parto.

Cuando se realiza una correcta determinación del sexo, se llega a eliminar efectivamente un 50% de la población, lo cual ayuda sustancialmente en la búsqueda de registros y base de datos de personas desaparecidas. Así también, el apoyo de otros análisis, como la estimación de la estatura y la edad son específicos del sexo.

La capacidad de diferenciar entre esqueletos masculinos y femeninos se debe al dimorfismo sexual, aunque este dimorfismo se encuentra relacionado principalmente con la morfología, de la misma manera se refiere a las diferencias entre fisiología y comportamiento. En antropología forense, lo anterior es de lo más útil al momento de la estimación del sexo.

Es importante mencionar, que el dimorfismo sexual no es uniforme en todas las poblaciones humanas, ya que algunos grupos el dimorfismo es más marcado que en otros. Por esta razón se aconseja considerar la ascendencia al estimar el sexo a partir de restos desconocidos.

Por otro lado se encuentran los rasgos dimórficos, los cuales son características sexuales secundarias, siendo desarrolladas durante la pubertad, en gran parte debido a la liberación de hormonas que dan como resultado cambios en el crecimiento y desarrollo del hueso.

Los métodos existentes para la estimación del sexo utilizan ciertos huesos:

Análisis Macroscópico (no métrico): este método realiza una evaluación cualitativa visual de las características esqueléticas las cuales variarán entre machos y hembras. Así mismo implicará observaciones de ciertos rasgos o determinación de presencia o ausencia de alguna característica en particular. Por ejemplo: al momento del parto, la pelvis será quién presente mayor dimorfismo sexual. Generalmente, las diferentes características reflejarán una pelvis femenina más ancha, otra característica sería que sobre el ilion, un surco preauricular de desarrollo variable, a menudo está presente en las mujeres pero ausente en los hombres. Razón por la cual, la evaluación de la pelvis es el método más preciso para estimar el sexo del material esquelético.

Análisis métrico: Método en el cual involucra la medición del máximo o mínimo de la dimensiones o tomando medidas, las cuales están basadas en puntos de referencia osteológicos, esto para evaluar de manera cuantitativa las diferencias de tamaño y forma entre machos y hembras. De los métodos métricos más confiables para estimar el sexo se encuentran aquellos que involucran las dimensiones de los huesos largos del esqueleto poscraneal.

Es importante mencionar que el estimar el sexo en menores no es aconsejable, ya que la mayoría de las diferencias sexuales en el esqueleto no aparecen si no hasta el aumento de las hormonas sexuales que estimulan retrasar el desarrollo de los caracteres sexuales secuandarios durante la pubertad.


REFERENCIAS

Angi M. Christensen, Nicholas V. Passalacqua, Eric J. Bartelink. (2014). Forensic Anthropology. San Diego: ELSEVIER.

Alberto Isaac Correa Ramírez. Identificación Forense . México: Trillas.